Región de Coquimbo exportó más de 3 mil millones de dólares en el 2016

compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
uvas exportacionEl cobre sigue siendo nuestro principal producto en la canasta exportadora, pero los productos alimenticios y servicios crecieron en los mercados internacionales en un 35% el año pasado, especialmente en la exportación de uvas, paltas y cítricos.

Una variación de -1%  presentaron las exportaciones en la Región de Coquimbo en el año 2016 en comparación al 2015, según datos entregados por Direcon-ProChile basados en los registros de Aduana. Así el total de las exportaciones alcanzó los US$3.051 millones el año pasado; cifras dejan a la región en el octavo lugar del ranking nacional de exportaciones en los más de 59 mil millones de dólares alcanzados a nivel nacional.

En nuestra región y pese a la baja de los precios observados el año 2016, el cobre sigue siendo el principal producto en la canasta exportadora regional superando los US$2.291 millones. “Eso significa el 75% de lo que la región exporta y si hablamos de minerales llegamos al 80%”, explica la directora regional de ProChile, Paola Vásquez. Aún así es un número mucho más bajo de lo que se alcanzó en los años 2013-2014 con cifras de exportaciones del metal rojo que superaron los 3.300 millones de dólares.

Sin embargo, los productos o bienes no cobre en la Región de Coquimbo aumentaron considerablemente su presencia en la canasta exportadora. Así, según datos  de ProChile,  los productos alimenticios, servicios y manufactura, crecieron un 35% el 2016. “Esto habla de una recuperación de nuestra región en el tema agrícola, que  tiene un papel preponderante en estas cifras, porque  las uvas, paltas y cítricos vuelven a sonar como productos fuertes”, agrega Vásquez.

Diversificación de las exportaciones

Para la directora de ProChile el aumento en los envíos de productos no cobre  es un eje vital para el organismo que dirige en la reactivación de  la economía local, diversificando las remesas, generando nuevas fuentes de trabajo y demostrar que la Región de Coquimbo  presenta una diversidad de productos alimenticios, manufactura y servicios que pueden potenciarse en los mercados internacionales.

“Creemos que como cerró el año 2016  el precio del cobre, debiera venir un repunte que será muy favorable, pero nuestro énfasis es desarrollar las otras cadenas productivas para que den sustento y una seguridad y estabilidad mayor en mediano y largo plazo”, añade Paola Vásquez.

Así por ejemplo, entre  los productos  no minerales se encuentra la uva de mesa que repuntó en comparación al 2015 en un 29%, alcanzando US$219 millones; le siguen las paltas frescas que en comparación a la temporada anterior aumentaron un 163%, llegando a los 63 millones de dólares en exportaciones.

Pero además se puede apreciar en la nómina de remesas locales que los ostiones nuevamente están potenciándose en los mercados internacionales alcanzando el lugar número 18 de la canasta y presentando una variación del  121% entre el 2015 y el 2016 llegando a los 9 mil millones de dólares en exportaciones.

Otros productos que llaman la atención son la manufactura de cobre y sus aleaciones  que variaron en más de 10 mil% debido a que si en el 2015 se exportaron 82 millones de dólares, en el 2016 se superaron los 8 mil millones de dólares. También se pueden encontrar desde animales vivos (ranas, arañas pollitos, entre otros), neumáticos y frutas deshidratadas.

“Nos interesa sacar de nuestros productos un valor agregado. Si bien somos grandes proveedores de materias primas como el cobre y productos agrícolas, como la uva paltas y cítricos que son tremendos embajadores de la región, estamos tratando de motivar a nuestros empresarios para darle un valor agregado a nuestras ofertas, desde etiquetar a sus alimentos con el nombre de Chile y la región para relevarlo en los mercados mundiales. Mediante distintos instrumentos de apoyo, estamos  desarrollando nuevos exportadores, donde por ejemplo los productos del mar es uno de los ejes”, explica la directora regional de ProChile.

Así a través de las capacitaciones, trabajos coordinados con otras instituciones y visitas a los diversos mercados,  se busca que los empresarios y emprendedores locales puedan tomar las mejores decisiones para potenciar sus productos en el extranjero. Por otra parte se está trabajando fuertemente con los proveedores del cobre (bienes y servicio) que han presentado una buena recepción en los mercados internacionales, debido a que nuestra minería es de clase mundial y somos potencia en América Latina.

“Desde el año pasado trabajamos con grupos específicos de empresas a través de coaching de exportadores  que es desarrollar la dinámica para posicionarse en mercados internacionales. Porque nuestros proveedores del cobre negocian y venden bien en Chile, pero las reglas del juego internacional deben  conocerlas  y  con otros organismos e instituciones estamos trabajando para que sigan potenciándose”.

Nuevos mercados y reactivación local

Los mercados más importantes de los productos regionales son China y Japón, debido  al envío  de cobre a ambos países. Aún así existe diversidad de mercados, tanto de países fronterizos, como de también en África, India y Medio Oriente, dependiendo de la necesidad y requerimientos de estos mercados.

Para Paola Vásquez en la medida que las empresas exportadoras comiencen a fortalecer la cadena de comercialización internacional de sus productos “significa que tendrán una mayor necesidad de mano de obra. Así se desarrolla una serie de beneficios si un producto pasa las fronteras y llegan a nuevos mercados, desde producción, empaque, publicistas, estrategias de marketing”. De esta forma también se reactiva la economía regional  y se asegura presencia activa en los mercados externos. 5

eldia

Montecarlo FM App Android
Montecarlo FM Online